El jurado número 10, Premio Abogados de Novela

La novela El jurado número 10, de la escritora Reyes Calderón, ha sido la ganadora dela IV Edición del Premio Abogados de Novela que convocan conjuntamente el Consejo General dela Abogacía Española, la Mutualidad de la Abogacía y Ediciones Martínez Roca del Grupo Planeta.
 La autora ha manifestado su gran alegría al recibir la comunicación del fallo: “Estoy encantada de recibir un premio tan prestigioso. He crecido rodeada de juristas y es un mundo  apasionante sobre el que siempre he querido escribir. He disfrutado mucho además dibujando el mundo de los abogados desde un pequeño despacho de provincias”.
 El jurado, compuesto por los escritores Lorenzo Silva (presidente del Jurado), Silvia Grijalba, Maxim Huerta y Nativel Preciado, así como José Calabrús Lara (vocal de la Junta de Gobierno, presidente de la Comisión de Prestaciones y vicepresidente de la Fundación de la Mutualidad de la Abogacía), Jesús López-Arenas Gonzalez, (vicesecretario general del Consejo General de la Abogacía y editor de la revista Abogados) y Carmen Fernández de Blas (directora editorial de Ediciones Martínez Roca Grupo Planeta), ha resaltado “su estupenda factura literaria, su facilidad de lectura, la capacidad de sorpresa para con el lector, en una trama extraordinariamente bien armada y que con sentido del humor aporta una visión con las luces y las sombras de la abogacía desde un pequeño despacho”. Al premio se han presentado 105 novelas, de las cuales 97 proceden de España y 8 de...

El jurado número 10

Los integrantes de un modesto despacho de abogados de provincias se verán envueltos, sin quererlo ni desearlo, en un caso que les supera totalmente: drogas de diseño, blanqueo de capitales y corrupción a gran escala… Efrén Porcina, un tipo encantador que ronda los ciento treinta y ocho kilos, sigue una dieta por internet y lleva una vida tranquila, y su única socia, Salomé, una secretaria cuando menos particular que cambia de novio cada dos por tres, junto con la inestimable ayuda de un ex policía borrachín, serán los encargados de arrojar luz y buscar la verdad en un intrincado caso con ramificaciones internacionales. Las vidas de unos y otros estarán  pendientes del acierto de un juez, la cordura de un jurado popular y el misterioso jurado número diez… Ficha técnica Fecha de publicación: 09/04/2013 512 páginas Idioma: Español ISBN: 978-84-270-3986-5 Código: 10015779 Formato: 15,5 x 23,5 cm. Presentación: Tapa dura con sobrecubierta Editorial: Planeta Colección: MR...

La venganza del asesino par

Un thriller psicológico sobre media docena de asesinatos anunciados que deberán evitar desde Boston la juez Lola MacHor y el inspector Iturri, los personajes más famosos de Reyes Calderón. Reyes Calderón vuelve a poner en apuros a sus personajes más famosos, la juez Lola MacHor y el inspector Iturri. En esta ocasión, MacHor es la elegida para tratar de evitar una serie de crímenes que se van a cometer en distintos lugares del mundo y descubrir al asesino. La primera pista que tiene es que todas las víctimas comparten un nexo: participaron en una cacería humana. Ficha técnica Fecha de publicación: 02/02/2012 448 páginas Idioma: Español ISBN: 978-84-08-11076-7 Código: 10006513 Formato: 15 x 22,9 cm. Presentación: Tapa dura con sobrecubierta Editorial: Planeta Colección: Autores Españoles e...

Los crímenes del número primo

Una investigación que lleva a la juez Lola MacHor a adentrarse en el corazón de las tinieblas. La juez Lola MacHor está a punto de enfrentarse a la experiencia más terrible de su carrera: dos cuerpos con vestes clericales son encontrados en una remota ermita, brutalmente asesinados, y los cadáveres aparecen rodeados por una importante cantidad de dinero y de un antiguo Lignum Crucis. Poco después, el arzobispo de Pamplona recibe en su palacio un extraño paquete: un dedo humano dentro de un pequeño ataúd. A partir de estos hechos, obra sin duda de una mente calculadora y perversa, la juez MacHor inicia la investigación. Con la colaboración de Juan Iturri, un inspector de la INTERPOL y viejo amigo, y la inesperada ayuda del padre Chocarro, un antiguo matemático reconvertido en místico, empieza la búsqueda del asesino. Pero los crímenes no han hecho sino comenzar, y pronto descubrirán que ellos mismos forman parte de un plan mucho más amplio, donde las voces del pasado resuenan con los ecos de la venganza, y que sus propias vidas estarán en peligro. En una carrera contra el tiempo, sólo disponen de una pista para localizar al autor de los crímenes: un número primo. Primer capítulo de Los crímenes del número primo...

Del «ormigón» y otras modernidades

Estoy corrigiendo exámenes. Leo hormigón sin hache y aprovechar con b. Lo último no es tan grave: en España tenemos aprovechados de todo tipo. Quizás, tras la burbuja, la palabra hormigón haya caído en desuso y sea comprensible. Pero me preocupa el mar de fondo. Una chica dice que PNV significa «Producto Nacional Vruto», otro que polígono es un hombre con muchas esposas. Que Beethoven escribió «Para Luisa» en la época de Franco o que el Teide está en Mallorca, donde veranea el Rey. Demasiados piensan que los habitantes de Ceuta son centauros, que Sancho Panza es el ayudante del Cid y que Homero es un jugador del Málaga Club de Fútbol. Pero, que las fases de la luna sean llena, nueva y menos cuarto me inquieta menos que piensen que eres lo que bebes, que vales según el móvil que calzas o que si no copias no eres de fiar. Me alarma que las provincias gallegas sean Cataluña, Lugo, Orense y Pontevedra, que en el Barroco todas las cosas sean de barro o que no sepan que Soria existe (¡que sí: yo la he visto!), pero más me inquieta que un porcentaje (pequeño, pero no insignificante) carezca de ambición personal, de grandes ideales o de principios; que se rían (lloren o droguen) por la sólida razón de que la murga se ríe, llora o droga. No sé, don José Ignacio, querido ministro, si tiene que haber más años de Bachiller y menos de Secundaria, más o menos Educación para la ciudadanía. Tampoco si acertaremos con las métricas, como planteó en su toma de posesión. Desconozco (aunque alguna obviedad...